Hotel, si intentas decir muchas cosas, es como si no dijeras nada

Conozco hoteles que no lo pueden evitar. Cada vez que contratan una página de publicidad en una revista o cualquier espacio “necesitan” poner tantas características, ventajas, descripciones narrativas que es imposible que su cliente objetivo se lea algo, y más aún retenga algo en su mente.

¿Acaso alguien ha dicho que el retorno de la inversión se mide por el número de palabras que nos quepan en el espacio contratado?

Y es que este caso que  cuento arriba puede venir motivado porque queramos aprovechar el espacio lo máximo posible, o puede ser algo más básico, algo que viene de más atrás: que no hemos definido cuál nuestro posicionamiento.

Imagínate que alguien te habla sobre un hotel ideal para las vacaciones en familia, con niños, muy bien ubicado, perfecto para alojarse en pareja, dotado del mejor equipamiento para la celebración de una convención o congreso,… ¿te sonaría creíble? Son segmentos que difícilmente pueden compartir simultáneamente espacios.

Concéntrate, tómate tu tiempo. No serán minutos, puede que te lleve días o incluso semanas, sopésalo, debátelo con personas implicadas y con personas no implicadas, pero tienes que encontrar un atributo, un solo atributo que definan tu posicionamiento. Que definan quién eres, qué haces, por qué comprarte a ti.

¿Y por qué? No es porque a un teórico americano del marketing en Boston o Michigan se le ocurriera una noche después de grandes reflexiones. Es porque el público debe ubicarte, asociarte a un concepto. No le pidas que te asocie a varios, porque no los va a recordar, o muy posiblemente hará una reinterpretación mezclando varios conceptos con el riesgo de que finalmente le quede una imagen equivocada.

Seamos una empresa, una marca o un profesional, tenemos que lograr definirnos, que los demás sepan qué hacemos y por qué nos tienen que recordar. Tenemos que definir nuestra “marca” de una manera sencilla pero poderosa. Si intentas decir muchas cosas provocarás dispersión y tu producto, tu hotel, tu restaurante pasará a ser un genérico. Sí, exacto, como esos que se venden en la farmacia.

¿Crees que Volvo se convirtió en la marca que fabricaba los coches más seguros por casualidad? No, en absoluto. Se dedicó durante décadas a decirnos una sola palabra, un solo atributo: Seguridad, seguridad, seguridad… No pretendió ser la marca de coches seguros, cómodos, de espectacular diseño, con precios competitivos…No, tuvo que elegir y eligió “seguridad”.

También puedes asociarte a un atributo que connote diversos aspectos como hizo Hesperia (antes de pasar a ser NH.) Durante años se definió así mismo muy claramente. “Hesperia, somos hoteleros”. Lo que significa: no somos promotores inmobiliarios que lo mismo construimos apartamentos que hoteles, no. Somos hoteleros, sabemos lo que hacemos, confía en nosotros, somos profesionales. Eligió también un atributo único.

Habrás escuchado la frase “una sóla idea por anuncio” o el concepto USP (Unique Selling Proposition) pues bien, es el momento de aplicarlo. Una vez decidido y definido tu posicionamiento utilízalo siempre, en toda tu comunicación, en toda tu publicidad, y no lo manches o ensucies añadiendo textos con 200 ventajas adicionales. Evidentemente publicarás promociones especiales, paquetes temáticos, lo que sea, pero que siempre esté presente la idea principal con la que quieres ser recordado.

Articulo de: Paula Castejon

Porque nosotros

La calidad de nuestros productosy la responsabilidad en nuestros servicios han hecho que seamos el Proveedor del Sistema de Reservación On Line para la FEDERACION NACIONAL DE HOTELES DE VENEZUELA –  FENAHOVEN”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Noticias recientes

Cerrar menú

En que te podemos ayudar?